miércoles, 10 de marzo de 2010

R.I.P. Bryan de Luna, Querido Compañero...

La vida no es una elección que se puede dejar atrás a nuestro antojo. El solo hecho de estar aquí en la tierra, deja rastro de que ya somos triunfadores, desde antes de nacer por haber ganado la carrera en el vientre de nuestras madres.

Con todas sus complicaciones, altas y bajas, la vida es hermosa; de no ser por estas dificultades, la vida no tendría sentido. ¿Quién dijo que esta existencia sería fácil? Yo no he visto el primer contrato que afirme lo anterior.

Es increíble que en nuestra sociedad, en el año 2001, la tasa de suicidios fue apenas de 1.8, representando una mujer y un hombre. No tengo información de cuánto será ahora, sin embargo, aun no puedo creer que tú formaras parte de esta población.

La vida es un reto, es un fenómeno que reta tus habilidades y aptitudes, y si trabajas con ella, saldrás con más conocimientos, habilidades, aptitudes, experiencias hermosas… ¡Qué pena que te rendiste! ¿Quién sabe a dónde habrías llegado?

Entiendo que no leerás lo que te escribo, sin embargo es mi única forma de expresar mi enojo contigo en estos momentos, siempre te vi como un joven excepcional y de verdad eras educado, de buena moral, aplicado en tus estudios y lleno de vida. ¿Por qué acabaste con ella?

No hay nada más que decir que buen viaje querido compañero, te recordaré siempre en cada persona con potencial para cometer tu último error.

Para todos nosotros que quedamos aquí, es un llamado a la unión. Si nuestro compañero lo hizo, otro también lo podrá hacer. Es hora de tumbar las barreras que nos alejan y construyamos un puente de amistad y acogimiento, en vez de “curarnos” con los defectos que otra persona pueda tener.

“Tan sólo hay que morir para alguien nos ame”… Amémonos en el presente, mientras estemos aquí sobre la tierra, respirando el aire fresco que Dios nos brinda cada día.

4 comentarios:

araZic2ea dijo...

Wow la verdad que lo lamento mucho, ojala se hubiese podido hacer algo antes.

Juan dijo...

Solo me queda desear que estes mejor donde quiera que estes...Al parecer la desesperacion y la tristeza te jugaron una mala pasada..

Prim@s: dijo...

mire amigo a veces es mejor no hacer comentarios cuando ocurren desgracias asi...

Ramon Rodriguez dijo...

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.
*Albert Einstein